Cómo decorar la habitación de mi bebé con Montessori

Cuando los padres saben que va a llegar un recién nacido a casa uno de los tantos temas a tratar es cómo decorar la habitación de mi bebe. En este artículo te explico uno de los métodos que favorece el autodesarrollo de los niños y niñas: la Pedagogía Montessori.

 

¿Cómo organizar una habitación infantil con Montessori?

El propósito básico de la decoración de la habitación Montessori de bebé es liberar el potencial de cada niño para que se auto desarrolle en un ambiente preparado y estructurado. Esto facilita que pueda surgir la espontaneidad del niño o de la niña.

¿En qué consiste el método Montessori?

Este método tiene que ver con una filosofía o actitud de vida, que se basa en:

  • Facilitar el desarrollo de su personalidad.
  • Ayudar al niño o a la niña a acercarse al mundo social y emocional.
  • Ayudar a desarrollar su capacidad intelectual.

¿Cómo influye la Pedagogía Montessori en el hogar?

Existen tres grandes pilares importantes, a tener en cuenta, para crear un buen ambiente con esta filosofía:

  • El niño
  • Un ambiente preparado
  • El adulto

En este artículo, me centraré en el ambiente preparado: en la habitación que vaya a crecer el niño o niña debe de tener un entorno bien pensado y adecuado porque es el lugar que va a desarrollarse como persona.

Entonces, os pregunto: ¿qué preferís: una habitación llena de estímulos o que os produzca calma?

Pues bien, si lo que buscáis es un espacio libre de excesos y queréis encontrar armonía en el hogar, hay que escoger cuidadosamente todo las muebles y complementos decorativos infantiles, y tener en cuenta estas características:

1. Los colores cálidos aportan paz:

Producen reacciones distintas según la persona que los mire y pueden alterar el estado de ánimo. Por lo tanto, cada espacio nos puede dar una impresión distinta. Se aconsejan que sean colores cálidos porque transmiten calidez, cercanía, serenidad, alegría… y esto hace que nos sintamos tranquilos y en paz.

 

2. Formas y dibujos sencillos, sin sobrecargar el ambiente.

A poder ser que sean simples y sencillos. La carga de cenefas o dibujos infantiles puede hacer que la habitación de bebé parezca más pequeña y estimule el estado anímico.

 

Un espacio con pocos elementos fomenta la calma

3. Crea espacios amplios y ordenados

Piensa en un lugar amplio, estético, ordenado y abierto, donde cada elemento tiene su razón de ser para el buen desarrollo del niño o niña. El orden es básico en la filosofía de Montessori cuánto menos caos externo menos caos interno tendrá el niño o la niña.Perchero infantil pared de madera avion

Si cada cosa está en su sitio ayudaremos a que el niño o niña pueda saber siempre dónde puede encontrar aquello que busca, y esto le da confianza y seguridad.

 

4. Muebles infantiles y espejos para crecer en libertad

Todo está adecuado a la medida del niño o niña: mesas y sillas donde se puedan sentar por sí mismos; estanterías con un estilo minimalista (preferiblemente sin puertas), que estén a su alcance para que puedan coger y dejar materiales con plena libertad, un espejo para que pueda verse e identificarse a sí mismo,..

Todo esto promueve la independencia del niño o niña y así pueda lograr ser cada vez más autónomo.

decoracion habitacion infantil pared nina nino bebe artesanal personalizada cuadros infantiles personalizados

 

5. Usa materiales que fomenten su desarrollo

Materiales que den respuesta a las necesidades e intereses del niño o niña. Se deben de ir modificando, adaptando y cambiando según la etapa evolutiva que se encuentre el niño o niña.

decorar habitacion bebe montessori materiales

Imagen de Tatiana Syrikova

 º
Cuánto más sensoriales sean los materiales más enriquecedores serán

Como hemos visto, es importante tomar consciencia de la preparación de la habitación infantil dónde se va a desarrollar el bebé, ya que es allí donde adquirirá sus aprendizajes a través de la observación y de sumergirse en ese espacio.


Facilitarle el camino al niño o niña es responsabilidad del adulto, a darse cuenta de que no sólo necesita un buen acompañamiento emocional y afectivo, sino también crear un hogar donde se pueda desarrollar de manera natural, sana y serena toda su inteligencia emocional, física, social y cognitiva.

 

Si tiene alguna duda o quieres comentar este artículo, te invito a dejar un comentario a continuación.

Written by

Diplomada en Magisterio Infantil y Primaria, Psicopedagoga, Terapeuta Gestalt. Actualmente formándome en Educación Viva y Libre, y en Escuelas Bosque.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *